José Uribe, durante su testimonio en el juicio por corrupción contra el senador por Nueva Jersey, Bob Menéndez, explicó que su pena por haber participado en el presunto esquema de sobornos le hubiera costado hasta 95 años de prisión si no se hubiera declarado culpable. 

En su segundo día testificando, el dominicano dijo que sin el acuerdo de cooperación y la indulgencia que se espera que conllevará, podría enfrentar hasta 95 años de prisión por sus crímenes.

Además, le dijo a un fiscal el lunes que esperaba evitar cualquier tiempo en prisión como resultado de su cooperación. Sin embargo, cuando fue cuestionado repetidamente por abogados de la defensa el martes sobre el objetivo de su testimonio y su trabajo en nombre del gobierno, dijo que simplemente quería asegurarse de que recibiera menos de los 95 años de prisión que podrían acarrear los cargos.

Incluso el juez Sidney H. Stein, quien probablemente sentenciaría a Uribe en una fecha futura, se metió en el interrogatorio sobre lo que Uribe esperaba obtener al admitir los delitos y cooperar.

«Mi objetivo es hacer lo mejor para mí mismo al obtener una mejor sentencia«, respondió Uribe.

En marzo pasado, Uribe admitió su responsabilidad en siete cargos, incluyendo conspiración para soborno, fraude electrónico, obstrucción a la justicia y evasión fiscal.

El empresario, ha agotado varios días de testimonio sobre su relación con el senador estadounidense.

Como parte de su acuerdo de culpabilidad, el empresario radicado en Nueva Jersey aceptó testificar contra Menéndez y cooperar con las autoridades, convirtiéndose en el testigo estrella de la fiscalía.

El empresario, ha agotado varios días de testimonio sobre su relación con el senador estadounidense.

¡Forma parte de la conversación!