El Ministerio de Exteriores israelí ha convocado a los embajadores de España y de Bélgica por las declaraciones del presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, y el primer ministro belga, Alexander De Croo, en Egipto, que Israel considera un «apoyo al terrorismo», una acusación que España ha rechazado «tajantemente».

Citado en la nota oficial, Cohen aseguró: «Condenamos las falsas declaraciones de los jefes de Gobierno de España y Bélgica, las cuales apoyan el terrorismo».

Por su parte, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu «condenó enérgicamente» los comentarios de Sánchez y De Croo, por considerar que «no atribuyeron a Hamás toda la responsabilidad por los crímenes contra la humanidad que perpetró: masacrar a ciudadanos israelíes y utilizar a palestinos como escudos humanos».

El ministerio israelí declaró que está actuando conforme al Derecho internacional y luchando contra una «organización terrorista asesina (Hamás) peor que el Estado Islámico», a la que acusó de cometer crímenes de guerra y contra la humanidad.

Además, la embajada de Israel en España ha condenado «enérgicamente» la resolución aprobada este viernes en el pleno del Ayuntamiento de la ciudad española de Barcelona de suspender relaciones con el Gobierno de ese país «hasta que exista un alto el fuego definitivo» en la guerra con Hamás.

Albares rechaza unas acusaciones «falsas e inaceptables»
La respuesta del Gobierno español ha llegado del ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, que ha replicado al Ministerio de Exteriores de Israel que sus acusaciones a Sánchez son «totalmente falsas e inaceptables» y ha anunciado que España dará una respuesta «oportuna».

«Las acusaciones son totalmente falsas e inaceptables y las rechazamos tajantemente», ha asegurado el ministro, quien ha añadido que su departamento está analizando «la respuesta oportuna».
Según Albares, las acusaciones del Gobierno de Israel «son especialmente graves» porque se dirigen contra el presidente de turno del Consejo de la UE (Sánchez) y el primer ministro del país que va a ocupar la Presidencia de la UE a partir del 1 de enero (De Croo).

El ministro ha recordado que, desde el mismo 7 de octubre, día del ataque inicial de las milicias islamistas, Sánchez «no dudó en condenar el atentado terrorista de Hamás y dejar muy claro que no representa al pueblo palestino y es solo una organización terrorista».

Además, el Gobierno español siempre ha hecho un llamamiento a la «liberación incondicional e inmediata de todos los rehenes» y ha apoyado el derecho del Estado israelí a defenderse de este ataque terrorista, tal y como Sánchez lo ha comunicado en su viaje a Israel, según Albares.

Para el ministro, «esto no es incompatible» con el mensaje que el jefe del Ejecutivo español ha transmitido en su viaje a Israel, a Palestina y Egipto, de que «ese derecho a defenderse debe hacerse dentro del escrupuloso respeto del Derecho internacional humanitario».

Así, Sánchez ha instado en la región a «buscar un camino de paz, construir un puente sólido hacia la paz que pueda garantizar la existencia de un Estado de Palestina y un Estado de Israel que vivan en coexistencia pacífica, que garanticen la seguridad y la prosperidad del otro», según Albares. Por ahora, no se conoce reacción del Gobierno belga. Sánchez confía en una «solución permanente» Sánchez ha mostrado hoy su esperanza de que el alto el fuego temporal entre Israel y Hamás, que comenzó hoy, sea el «preludio a una solución permanente para allanar el terreno» y poder solucionar el conflicto entre Israel y Palestina «de forma permanente».

«Creo firmemente que tenemos que hacer un llamamiento a Israel para que cumpla con sus obligaciones en materia de Derecho internacional», ha dicho hoy Sánchez en una rueda de prensa junto a De Croo en el paso de Rafah, horas antes de la salida de los primeros secuestrados liberados por Hamás.
Asimismo, ha afirmado que «ha llegado el momento para la comunidad internacional y para la Unión Europea de reconocer de una vez el Estado de Palestina».

«Es algo que merece la pena, que reviste la suficiente importancia y que la UE tenemos que hacer de forma conjunta. Pero si este no es el caso, España tomará sus propias decisiones», ha añadido.
De Croo, que al igual que Sánchez pidió a Hamás que libere a todos los rehenes, declaró que «los líderes políticos deben ir más allá de sus propias sombras y tomar decisiones, aunque sean difíciles».

¡Forma parte de la conversación!