Greenpeace y cincuenta científicos africanos han hecho un llamado a los gobiernos del continente para que impulsen la transición hacia las energías renovables, justo antes del inicio de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP28) en Dubái. En una carta enviada a EFE, expresaron su preocupación por el impacto del cambio climático en África, señalando eventos como sequías, inestabilidad en el suministro de alimentos, aumento de las temperaturas y fenómenos climáticos extremos.

Los científicos subrayaron la vulnerabilidad de África al cambio climático y advirtieron que, con el continuo aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero, se espera un aumento de unos 6 grados en la temperatura media anual en África para finales de este siglo. Exigieron a los gobiernos africanos que aceleren la transición lejos de las inversiones en combustibles fósiles y pongan fin a la exploración de petróleo y gas.

Además, instaron a la protección de sumideros de carbono y la preservación de ecosistemas como turberas, bosques tropicales y océanos, con un llamado a respetar los derechos de los pueblos indígenas y sobre la tierra. También expresaron su oposición a soluciones climáticas que consideran «desviaciones», como los mercados de créditos de carbono o de biodiversidad.

Este mensaje se produce después de la Cumbre del Clima de África en septiembre, donde líderes africanos buscaron consensuar demandas antes de la COP28, destacando la urgencia de abordar la crisis climática de origen humano.

¡Forma parte de la conversación!