Agentes de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), junto con miembros de la Armada de la República Dominicana y la Fuerza Aérea, en coordinación con el Ministerio Público, llevaron a cabo una operación conjunta que resultó en la confiscación de 300 paquetes sospechosos de contener cocaína en una persecución que abarcó tierra, mar y aire en las costas de la provincia de San Pedro de Macorís.

Las unidades aéreas, navales y terrestres se movilizaron después de recibir información de que los ocupantes de una lancha rápida planeaban introducir un cargamento de drogas al país. Montaron un operativo a lo largo de la costa de San Pedro de Macorís para interceptar la embarcación.

Horas después, las autoridades lograron abordar la lancha rápida varias millas náuticas al sur de las costas de San Pedro de Macorís, deteniendo a varios hombres en su interior. Se encontraron 12 sacos que contenían los 300 paquetes de sustancia sospechosa.

Los arrestados son dos ciudadanos dominicanos y un colombiano que fueron capturados a bordo de la embarcación, que tenía una identificación falsa y dos motores fuera de borda de 75 caballos de fuerza cada uno. Además, se incautaron diversos equipos, incluyendo un GPS, un teléfono satelital, una radio de comunicación, un teléfono celular, lonas, una nevera con agua y alimentos, entre otras evidencias.

El Ministerio Público y la DNCD están llevando a cabo investigaciones adicionales sobre esta operación de narcotráfico internacional, buscando a otros miembros de la red que utilizan lanchas rápidas para transportar grandes cantidades de drogas desde Sudamérica.

Esta incautación de los 300 paquetes, presumiblemente cocaína, demuestra el compromiso del Gobierno dominicano en evitar que estas organizaciones criminales utilicen el territorio dominicano para sus actividades ilícitas. Los paquetes confiscados se han enviado al Instituto Nacional de Ciencias Forenses (INACIF) para determinar su tipo y peso exacto mediante análisis forense.

¡Forma parte de la conversación!