El Gobierno de la República Dominicana tiene previsto destinar recursos especiales con el fin de enfrentar las consecuencias derivadas del paso de la tormenta tropical Franklin por el país y satisfacer las necesidades de los ciudadanos afectados, según informó el ministro administrativo de la Presidencia, José Ignacio Paliza.

El funcionario brindó una conferencia de prensa para compartir los detalles de la reunión liderada por el presidente Luis Abinader, en la que se delinearon las medidas a tomar ante los daños causados por el fenómeno natural en viviendas e infraestructuras locales.

Paliza explicó que, en situaciones como esta, las instituciones gubernamentales incurren en gastos extraordinarios no contemplados en el presupuesto regular. Por lo tanto, el Gobierno aprovechará los fondos especiales disponibles en el presupuesto y las leyes para abordar las necesidades surgidas por eventos de esta magnitud.

El enfoque inicial será determinar las necesidades reales, especialmente en lo que respecta a trabajos de Obras Públicas, para asegurar la asignación de recursos necesarios para las intervenciones requeridas.

Restaurar los servicios de agua y electricidad será una de las prioridades principales. Actualmente, 121 acueductos están afectados, de los cuales solo uno funciona parcialmente, afectando a más de 1,603,152 usuarios. En términos eléctricos, la tormenta ha afectado 39 circuitos y 27 ramales, dejando sin servicio a 152,669 clientes, según datos del Centro de Operaciones de Emergencia (COE).

Paliza resaltó que se llevará a cabo una evaluación de daños para tomar las acciones pertinentes y garantizar la atención a cada ciudadano afectado. Anunció que próximamente se darán a conocer medidas específicas diseñadas para mitigar los efectos de la tormenta tropical.

El ministro también mencionó a las 800 personas que se encuentran en albergues en todo el país, indicando que se busca brindarles las condiciones para regresar a su cotidianidad de manera relativa.

¡Forma parte de la conversación!