En respuesta a las persistentes críticas sobre el gasto de recursos en publicidad estatal, el presidente Luis Abinader rubricó el primer decreto del año 2024 este martes, estableciendo restricciones a la contratación publicitaria de los medios de comunicación.

Durante la ceremonia, el mandatario enfatizó que el objetivo del decreto es regular la publicidad oficial, especialmente en un contexto electoral, con el fin de evitar la difusión de anuncios que no estén relacionados con los servicios públicos o informaciones relevantes para la ciudadanía. Se busca así eliminar distorsiones del pasado vinculadas a la promoción de mensajes propagandísticos.

Carlos Pimentel, director de Contrataciones Públicas, afirmó que la publicidad estatal solo se utilizará para cumplir objetivos operativos y estratégicos de las instituciones, además de facilitar el acceso eficiente a información veraz, objetiva, clara, transparente, necesaria, oportuna y relevante para la ciudadanía.

El Decreto 1-24 prohíbe expresamente el uso de la publicidad oficial con fines propagandísticos o para respaldar a partidos o candidatos políticos, tanto oficiales como no oficiales. También se prohíbe el uso de publicidad con objetivos electorales, excepto para la divulgación de logros durante el periodo de rendición de cuentas ante el Congreso Nacional.

Además, se establece que las instituciones públicas contratantes deben basar sus contrataciones en criterios objetivos, exigiendo documentación que demuestre el público objetivo de la publicidad, el alcance geográfico y demográfico del medio de comunicación, así como el costo por impacto publicitario.

En la rueda de prensa realizada en el salón Las Cariátides del Palacio Nacional, se informó que tanto la Dirección General de Contrataciones Públicas como la DIECOM tendrán un plazo de seis meses para elaborar una propuesta de reglamento general de publicidad oficial, abarcando su contratación, contenido y ejecución. La propuesta se socializará con posibles interesados de acuerdo con las normas del procedimiento administrativo.

¡Forma parte de la conversación!