Hasta diciembre, las familias impactadas por la explosión en el centro de San Cristóbal recibirán una asistencia económica del Gobierno de 20 mil pesos al mes, además de un pago inicial de 50 mil pesos.

Esta noticia fue anunciada por la gobernadora de San Cristóbal, Pura Castillo, quien destacó que los fondos se entregarán mediante cheques. Para asegurar la transparencia y la seriedad en la gestión de los fondos, se optó por utilizar una cuenta del Plan Estratégico y Loyola (colegio) para las ayudas.

La distribución de este apoyo financiero se realizó de manera privada entre los beneficiarios y las autoridades.

Joel Santos, ministro de la Presidencia, informó que el Estado destinó 1.4 millones de pesos para esta ayuda económica.

La tragedia en San Cristóbal resultó en la pérdida de 32 vidas y más de 50 personas heridas.

Además del respaldo económico, numerosas familias han recibido suministros alimenticios, incluyendo arroz, habichuelas, alimentos enlatados, huevos, pan y agua, entre otros elementos esenciales.

Hasta el momento, se ha intervenido en la rehabilitación de 12 viviendas y 70 comercios a través de la Dirección General de Proyectos Estratégicos y Especiales (Propeep) y el Ministerio de la Vivienda y Edificaciones (Mived).

En la sede de la Gobernación, algunas familias han recibido atención psicológica mientras otras compartían su dolor por la pérdida de seres queridos. Además, han expresado la necesidad de identificación y entrega de los cuerpos de las víctimas.

¡Forma parte de la conversación!