Fiscales estadounidenses acusaron al exembajador de EE.UU. en Bolivia, Víctor Manuel Rocha, de trabajar como agente encubierto del gobierno de Cuba durante cuatro décadas.

La acusación señala que Rocha, nacido en Colombia y estadounidense, apoyó en secreto a la República de Cuba y su misión clandestina de recopilación de información de inteligencia contra Estados Unidos desde aproximadamente 1981 hasta la actualidad.

Rocha, quien admitió su colaboración con Cuba en reuniones con agentes encubiertos del FBI, enfrenta cargos de conspiración y actuar como agente de un gobierno extranjero sin notificación. Su actividad de espionaje incluyó su tiempo como embajador en Bolivia, donde amenazó con retirar la ayuda estadounidense si Evo Morales ganaba las elecciones en 2002.

¡Forma parte de la conversación!