Ex empleados del Consejo Estatal de Azúcar (CEA), realizaron una protesta este lunes frente al Palacio Nacional, reclamando el pago de sus prestaciones laborales al actual director Rafael Burgos Gómez.

14 veces han protestado ex empleados del CEA en busca de una solución, muchos de ellos, incluso, con sentencias a  su favor para el referido pago, pero la institución no les ha cumplido.

 Los antiguos empleados exigen al presidente Luis Abinader una respuesta para dar por terminadas las protestas que llevan a cabo de manera persistente.

En ese mismo orden, una exempleada añadió que es un derecho que les corresponde apuntando a las prestaciones laborales que aun la entidad los mantiene vigilantes.

“Es la segunda vez que venimos aquí al Palacio, en busca de respuestas del señor presidente y, una solución para ya parar de salir a las calles, como si fuera mendigando que estamos”.

Estaban frente al Palacio vociferando: “Mi cuarto, mi cuarto, yo quiero mi cuarto, estoy cansado ya de tanto esperar”, con pancartas en mano que decían; “Exigimos el pago de nuestras prestaciones laborales, el código de trabajo nos protege y Rafael Burgos Gómez no debe estar por encima de la ley 16-92”, todo esto para que el primer mandatario intervenga en su solicitud.

Respuesta del presidente Luis Abinader

El presidente Luis Abinader dijo en LA Semanal con la prensa que les han dado todas las instrucciones para que se cubran todos los pagos de esa o cualquier otra institución que pueda tener la misma situación, momento que aprovechó para resaltar que dentro de sus conocimientos cree que solo ese organismo atraviesa esa coyuntura.

Abinader, dijo que iba a revisar debido a que hace un tiempo ya había recibido la información y exhortó que va a intervenir para que se cumpla con la Ley.

“Ellos no tienen que ir a la justicia porque eso es parte de la Ley laboral y tienen que hacerlo, inmediatamente termine esta reunión yo voy a ver ese tema para que se cumpla con la Ley» afirmó antes de retirarse de su acostumbrado encuentro con la prensa.

¡Forma parte de la conversación!