Julio César Llorente López, el cubano apresado por agredir a un agente de la Dirección General de Seguridad, Tránsito y Transporte Terrestre (Digesett) y cuyo incidente fue registrado en un video que se distribuyó en las redes sociales, «está profundamente arrepentido» por protagonizar el incidente contra dicha autoridad.

Así lo aseguró el abogado del extranjero, José Martínez Hoepelman, quien añadió que su defendido no entendía que el Estado dominicano podían facilitar que fuera golpeado en un destacamento.

¡Forma parte de la conversación!