Se graduó de la secundaria, 67 años después de la fecha original en la que debía haber recibido su diploma

Una mujer de 85 años de Georgia se graduó de la secundaria, en presencia de su familia y la comunidad a la que ha servido constantemente. Shirley Smith, de Americus, quedó sorprendida al descubrir en sus 85 años que pronto recibiría un diploma honorario de secundaria.

Gracias a Eric Finch, jefe de policía del Departamento de Policía de Montezuma, por su dedicación a su familia y su apoyo incondicional a la educación de sus hijos a lo largo de los años. «Estoy agradecida», dijo Smith a Fox News Digital en una entrevista en video. «Creo que es un honor y una bendición».

Smith creció en una finca de tabaco en Wilmington, Carolina del Norte. En 1956, su padre se vio obligado a buscar más ingresos para mantener a sus seis hijos después de que cayeran las tarifas del tabaco.

Smith y sus hermanos se mudaron entonces a Somerville, Nueva Jersey. «Estaba en el décimo grado y le dije a mi padre, creo que el mayor error que cometí, fue decirle que no quería ir a la escuela», recordó Smith.

Puedes leer: https://7segundos.com.do/cheddy-garcia-estoy-en-shock-sobre-jorge-luis-estrella-cabecilla-asalto-a-banco

Aseguró que la educación era una prioridad en su hogar y que si sus hijos vivían bajo su techo, debían recibir una educación. «No les importaba, de hecho, lloraban por ir a la escuela. Incluso cuando nevaba, querían ir».

Hoy en día, Smith está llena de orgullo al ver a sus hijos y nietos graduarse de universidades como Texas A&M, Montclair University, California State University, Fullerton, University of Tampa y University of Mississippi, entre otras.

Su familia está igualmente orgullosa de ella por sus logros de toda la vida y consideran que es más que merecedora del honor. «Mi abuela nunca se perdió una graduación de secundaria o universidad de ninguno de sus hijos o nietos», dijo Brianna Robinson, una de sus nietas. «No podría estar más honrada e inspirada. Ella siempre nos enseñó a perseguir nuestros sueños y que todo es posible si mantenemos la fe en Dios».

¡Forma parte de la conversación!