El ministro chino de Defensa, Li Shangfu, no ha sido visto en público desde hace casi un mes, lo cual sigue planteando interrogantes sobre su situación, que recuerda a la de Qin Gang, quien fue destituido el pasado julio como ministro de Exteriores, sin explicaciones, tras desaparecer de la vida pública.

Li no participó en una reunión clave del Politburó del Partido Comunista Chino (PCCh) mantenida el miércoles a la que asistió el presidente chino, Xi Jinping, según se desprende de los vídeos difundidos por la cadena estatal CCTV.

La reunión, presidida por Xi, deliberó sobre un informe respecto a la «primera ronda de inspecciones disciplinarias» de la formación, alimentando los rumores de que Li estaría siendo investigado por corrupción.

La última vez que el titular de Defensa asistió a una reunión de este tipo fue el pasado 30 de junio.

Después, se vio en público a Li, sancionado por Washington desde 2018 por la compra de armamento a Rusia, en un foro de seguridad China-África celebrado el pasado 29 de agosto, poco después de que viajase a Moscú y Minsk para reunirse con altos funcionarios rusos y bielorrusos.

Según el diario Financial Times, fuentes estadounidenses creen que el ministro se halla bajo arresto domiciliario mientras es objeto de una investigación cuya naturaleza se desconoce.

Palabras del embajador de Tokio

El embajador estadounidense en Tokio, Rahm Emanuel, aseguró en la red social X -antes Twitter- que Li se ausentó de una reciente reunión que tenía programada con el jefe de la Armada de Singapur, aunque no proporcionó más detalles o pruebas.

Li todavía aparece en la página web del Ministerio de Defensa y existen menciones recientes a su nombre en la redes sociales del país asiático.

La página web del Ministerio de Exteriores borró gran parte de las menciones a Qin Gang al mes de su desaparición, cuando ya se había confirmado su destitución a finales del pasado julio.

Qin, antiguo embajador chino en Estados Unidos, fue ascendido el pasado diciembre y dejó de aparecer en público el 25 de junio tras meses de actividad frenética con la apertura del país una vez finiquitada la política de «cero covid».

El Partido Comunista chino (PCCh) lo destituyó del cargo sin dar explicaciones, levantando todo tipo de especulaciones sobre su caída, desde problemas de salud, pasando por una supuesta aventura extramatrimonial con una presentadora de televisión y hasta una purga política tras meses de luchas internas dentro de la formación.

La ausencia de Li se produce después de la reciente destitución de dos generales de la Fuerza de Cohetes del Ejército Popular de Liberación (EPL, Ejército chino) sobre la que tampoco se proporcionó una explicación. 

¡Forma parte de la conversación!