La investigación interna arrojó que el uso de fuerza letal por parte del oficial en la muerte a tiros de la víctima no fue razonable

El policía que disparó mortalmente contra un afroamericano de 23 años, miembro de la Fuerza Aérea de EE.UU., fue despedido por usar «fuerza excesiva» al contestar una llamada de emergencia al edificio donde vivía la víctima en Fort Walton Beach (Florida), informaron este viernes las autoridades.

La investigación interna concluyó que el uso de fuerza letal por parte del oficial Eddie Durán en la muerte a tiros de Roger Fortson «no fue razonable y por lo tanto violó la política de la agencia», afirmó el Departamento del Alguacil del condado de Okaloosa, en un comunicado.

El 3 de mayo, Fortson, quien servía en la base militar de Hurlburt Field, en Florida, estaba en su vivienda cuando ocurrió el incidente con Durán, quien habia respondido una llamada de emergencia y reaccionó al encontrarse con el aviador de 23 años, que estaba armado.

Después del incidente, el alguacil del condado, Eric Aden, presentó el video de la cámara corporal del agente involucrado.

Las imágenes muestran al oficial golpeando la puerta y haciéndose a un lado, aparentemente fuera de la vista de la puerta, y gritar dos veces: «¡Oficina del alguacil! ¡Abra la puerta!».

Fortson abrió la puerta y se le pudo ver sosteniendo lo que parecía ser una pistola apuntando hacia el suelo. luego el oficial gritó: «¡Da un paso atrás!», y, tras disparar, vuelve a gritar al joven: «¡Suelta el arma! ¡Suelta el arma!»

tras la investigación se determinó que Fortson «no se resistió físicamente» a las ordenes de Durán y tampoco le apuntó con el arma.

Aden advirtió en el comunicado que «ese trágico incidente nunca debería haber ocurrido».

Añadió que los hechos objetivos no respaldan el uso de fuerza letal como respuesta a las acciones del militar.

¡Forma parte de la conversación!