Familiares de un recién nacido fallecido el 10 de mayo de 2021 en el Hospital Metropolitano de Santiago han presentado denuncias de presunta negligencia médica, alegando que se realizaron prácticas incorrectas que resultaron en la tragedia.

Según el abogado Joel Adames, representante legal de la familia del bebé, el infante de dos meses fue llevado al hospital debido a un cólico abdominal, pero una visita de emergencia se convirtió en una pesadilla cuando el personal médico perforó accidentalmente el pulmón del bebé al insertar un catéter, causando su fallecimiento. A pesar de que la autopsia indicó una muerte accidental, contradiciendo la versión del hospital sobre una falla hepática, el expediente del caso supuestamente fue retenido en la fiscalía de Santiago durante un año y medio.

Adames también acusó al hospital de ocultar información crucial y emitir un certificado médico en desacuerdo con los hallazgos de la autopsia. La familia ha enfrentado dificultades en su búsqueda de justicia.

En un llamado desesperado a las autoridades, Adames instó a la Fiscalía de Santiago a investigar a fondo y asegurar que los responsables enfrenten consecuencias. La familia también solicitó la intervención de la Procuradora General Miriam Germán Brito y la Directora de Persecución del Ministerio Público, Yenny Berenice.

En un encuentro en el programa «Rumbo de la Mañana», el padre del niño expresó su decepción por la atención recibida en el hospital y responsabilizó al doctor Franklin Taveras y al pediatra Luis Ariel Noesi Tavarez, así como a fiscales locales, incluyendo a Johanna García, anterior directora del departamento de violencia física, sustituida por Yeilin Duran.

¡Forma parte de la conversación!