La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió una denuncia contundente este jueves, resaltando una preocupante carencia en el sistema penitenciario del país. Según el comunicado, la falta de médicos psiquiatras capacitados para expedir certificaciones a favor de los reclusos que ya han cumplido la mitad de su condena está teniendo un impacto significativo en la posibilidad de liberación de estos individuos.

En una rueda de prensa, el presidente de la CNDH-RD, Manuel María Mercedes, hizo hincapié en esta problemática, destacando que la cifra de más de 200 internos afectados es alarmante. Estos reclusos no pueden acceder al beneficio legal que les permitiría obtener su libertad, ya que la falta de atención médica especializada les impide obtener las certificaciones necesarias.

La situación se agrava debido a las condiciones infrahumanas en las que se desenvuelven los centros penitenciarios. En un revelador dato, se informó que de los siete psiquiatras que originalmente trabajaban para la Procuraduría General de la República, cuatro de ellos han renunciado debido a estas adversas condiciones. Como resultado, solamente quedan tres psiquiatras para atender a los 42 centros penitenciarios en todo el país.

El presidente María Mercedes enfatizó que esta falta de profesionales capacitados para brindar atención psiquiátrica adecuada está afectando la capacidad del sistema de justicia penal para operar con equidad. En respuesta a esta crisis, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos ha propuesto una solución concreta: exhortar a la Procuraduría General de la República a que inste al sistema de salud a designar un número suficiente de psiquiatras. Esta medida permitiría que los reclusos que han cumplido al menos el 60% de su condena puedan finalmente acceder al beneficio legal que les otorgaría la posibilidad de obtener su libertad.

¡Forma parte de la conversación!