China ha expresado fuertes críticas y desacuerdo con la decisión de Estados Unidos de agregar a más de 20 empresas chinas a su lista negra. Las autoridades chinas consideran que esta acción es injusta, perjudicial para los intereses de las empresas afectadas y va en contra de las normas del comercio internacional.

El gobierno chino ha declarado que tomará las medidas necesarias para proteger los derechos e intereses legítimos de las empresas chinas y advierte sobre posibles consecuencias para las relaciones bilaterales entre China y Estados Unidos. Además, China destaca que estas acciones unilaterales y restrictivas socavan la confianza mutua y obstaculizan la cooperación entre ambas naciones.

Este conflicto agrega tensiones a la ya complicada relación entre China y Estados Unidos, marcada por disputas comerciales, tecnológicas y geopolíticas. La respuesta y las medidas que China pueda tomar en relación con esta situación serán seguidas de cerca en el ámbito internacional.

¡Forma parte de la conversación!