La Cámara de Diputados, en su agenda de la sesión de este martes, tenía contemplados cuatro contratos de préstamos que totalizan US$490 millones de dólares, dos de los cuales fueron enviados a comisión mientras otros dos, que ya cuentan con informes y están pendientes de aprobación, no fueron debatidos.

Los empréstitos estarían destinados a distintos programas del Gobierno.

De los dos que estuvieron contemplados en agendas anteriores, pero no fueron conocidos este martes, el primero contempla un monto de US$200 millones y, de acuerdo a la pieza que lo propone, se usará para el financiamiento del proyecto de respuesta a emergencias en el país.

El propósito de los fondos, en caso de que la iniciativa sea aprobada, es apoyar la respuesta de emergencia ante desastres naturales y, además, contempla partidas financieras para la recuperación, rehabilitación y reconstrucción de las infraestructuras que se dañen por los fenómenos naturales.

El segundo préstamo agendado pendiente de debatirse en sesión asciende a 190 millones de dólares. El contrato será pactado con el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF) y busca financiar un programa de apoyo al Sistema Nacional de Salud.

Según los argumentos de la pieza, el proyecto busca que se mejore la capacidad de los proveedores de asistencia sanitaria pública para prestar servicios de calidad y además invertir más recursos en infraestructuras y equipos de salud, con un enfoque especial en el área neonatal. 

¡Forma parte de la conversación!