El año 2022 registró una cifra récord de muertes y desapariciones de migrantes en todo el continente americano, con al menos 1.457, casi la mitad de ellas (686) registradas en la frontera entre Estados Unidos y México, según informó hoy la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

La cifra de víctimas en el continente supera en un 10 % las registradas en 2021 (1.316), y antes de ese año nunca se habían superado los 900 muertos y desaparecidos confirmados, indica la OIM en un informe que utiliza datos de su Proyecto Migrantes Desaparecidos, que desde 2014 hace un seguimiento constante de víctimas en rutas migratorias de todo el planeta.

Además de los 686 fallecidos o desaparecidos en la frontera norte mexicana, se registraron el pasado año otras 257 víctimas en la ruta marítima hacia Estados Unidos por el Caribe, 141 en el tapón de Darién panameño (que une Suramérica con América Central) y 104 entre República Dominicana y Puerto Rico.

Desde que la OIM comenzó este proyecto de seguimiento hace 10 años, se han registrado al menos 4.664 muertes y desapariciones en la frontera entre EE.UU. y México, 499 en la ruta caribeña hasta Estados Unidos, 328 entre República Dominicana y Puerto Rico y 320 en el tapón de Darién.

¡Forma parte de la conversación!